Historias de Mena

Carta de Felipe II a Don Diego de Orellana de Chaves (25/8/1593)

Carta de Felipe II a Don Diego de Orellana de Chaves.
Cobranza y pago de las alcabalas del valle de Mena.
San Lorenzo (El Escorial) a 25 de Agosto de 1593.
Brigham Young University – Harold B. Lee Library.

 

El Rey

Mi corregidor de las cuatro Villas[1] de la costa de la mar y al que adelante lo fuere de Vuestro lugar teniente en el dicho oficio que ordinariamente con Vos reside sabed que conforme a la cuenta que se tiene en mis libros de relaciones con lo que monto el finca que hay en las alcabalas[2] del Valle y tierra de Mena en los años de quinientos y noventa y quinientos y noventa y uno quinientos y noventa y dos y pagados los Juros[3]

Carta de Felipe II a Don Diego de Orellana de Chaves.

situados y libranzas hechas en él se me restan debiendo del finca que quedo para mí los dichos años veinte y dos mil maravedís[4] y porque mi voluntad es que se cobren os mando que luego que recibas esta mi cédula en virtud de ella y de la comisión que os di en quince de Junio de este año para la cobranza del finca de mis alcabalas y otras rentas de ese partido cobréis los dichos veinte y dos mil maravedís con mas las costas de la cobranza y los dichos maravedís los enviareis a mis arcas de Tres llaves[5] con los demás que fueredes cobrando de mis Rentas Reales y para la cobranza de ellos y que sea con la mayor brevedad y menos daño de los deudores que [ser] pueda haréis las diligencias necesarias por la forma y orden en la dicha comisión contenida que si necesario es para ello os la doy de nuevo con poder cuan bastante se requiere en lo cual y en lo demás entenderéis con el cuidado y diligencia que de Vos confío con apercibimiento que si así no lo hicieredes se enviara persona que a Vuestra costa lo haga y mando que se tome la razón de esta mi cédula por mi gobernador de libro de caxa de mi hacienda y por las personas a cuyo cargo están los libros de relaciones. Fecha en San Lorenzo El Real a veinte y cinco de Agosto de mil y quinientos y noventa y tres años

 Yo El Rey

Por mandado del Rey nuestro señor

Juan López de Velasco

 

Carta de Felipe II a Don Diego de Orellana de Chaves.Al corregidor de las cuatro Villas de la costa de la mar que cobre y envíe a las arcas 22 [mil maravedís] que se deben del finca de las alcabalas del Valle y tierra de Mena de los años de 90, 91, 92.

(Parte posterior)

Recibido en cuatro de septiembre de mil y quinientos y noventa y tres años tome la razón de la cédula de Su Majestad antes d[e] esto escrito

Pedro Luis de Torregrosa[6].

Tomaron la Razón de esta cédula de Su Majestad sus contadores de Relaciones. En Madrid a postrero de agosto de DXCIII.

Relaciones Relaciones.

 

Véase también:

Carta de Felipe II a Don Diego de Orellana de Chaves (25/8/1594).

Carta de Felipe II a Don Diego de Orellana de Chaves (8/11/1594).

 

[1] La Hermandad de las Cuatro Villas de la Costa de la Mar fue una entidad administrativa medieval y moderna que agrupaba las villas costeras del norte del Reino de Castilla, todas ellas parte de la actual Cantabria; San Vicente de la Barquera, Santander, Laredo y Castro Urdiales. A finales del siglo XV pasó a formar parte del Corregimiento de las Cuatro Villas junto con otros territorios del norte de la península Ibérica (Wikipedia).

[2] Tributo del tanto por ciento del precio que pagaba al fisco el vendedor en el contrato de compraventa y ambos contratantes en el de permuta. (R.A.E.)

[3] Préstamos hechos a la corona, por los cuales ésta abonaba a sus titulares un rédito anual. Constituyeron la forma habitual de endeudamiento de la corona desde los Reyes Católicos hasta el reinado de Carlos III, cuando se pasó a emitir los vales reales. Como garantía del pago de sus intereses, se les afectaba a los juros el rendimiento de algún tributo, regalía o renta pública.

[4] Moneda antigua española, efectiva unas veces y otras imaginaria, que tuvo diferentes valores y calificativos. (R.A.E.)

[5] Desde de los Reyes Católicos y, siguiendo una costumbre medieval, en municipios de Castilla (más información aquí) existía el arca de privilegios o de las tres llaves donde cada concejo guardaba los privilegios y escrituras propios. Cada una de las llaves quedaba en posesión de los diferentes responsables del concejo: el alcalde, uno de los regidores y el escribano, no pudiendo ninguno de ellos abrir el cofre sin presencia de los otros dos. Cada mandato se entregaban las llaves a sus sucesores y se comprobaba que no faltaba nada a la hora del relevo del alcalde, garantizando de esta manera el buen recaudo de Privilegios Reales, Fueros, Pragmáticas, Reales Órdenes, Cuentas de Propios… de la comunidad.

“La Pragmática de 9 de junio de 1500 de los Reyes Católicos disponiendo la obligación de los corregidores a hacer casas de concejo y cárcel allí dónde no las hubiere, instituyó en modo perdurable y definitivo la dotación de las mismas con un mueble: el arca; donde estén «a buen recaudo» los privilegios y escrituras propios del concejo, cerrados bajo llave, en un número no inferior a tres” (“Del arca de los documentos y del arca de tres llaves: su empleo en la península ibérica y en Hispanoamérica. María del Carmen Rodríguez López. Imagen y documento: materiales para conocer y construir una historia cultural / coord. por Joaquín García Nistal, 2014, págs. 189-203).

[6] Pedro Luis de Torregrosa (1522, Valencia – 12 de octubre de 1607, Madrid). Primer contador del Libro de Caja de Felipe II[6]. Para más información: “Pedro Luis de Torregrosaprimer contador del libro de Caxa de Felipe IIIntroducción de la contabilidad por partida doble en la Real Hacienda de Castilla (1592)”. Hernández Esteve, Esteban. Centro de Estudios Constitucionales (España). Revista de Historia Económica Año III Primavera-Verano 1985 n. 2 pp. 221–246.

Deja un comentario