Historias de Mena

Ermita de Las Bárcenas de Cirión

La antigua ermita de San Agustín, reconvertida en almacén, se sitúa en el barrio de  Las Bárcenas de Cirión al que se accede, tras 700 metros de buen camino rural de grava, desde Lorcio. Continuando dicho trayecto y a distancia similar, pero de firme más irregular – con algún tramo no recomendable para automóvil – se llega al siguiente barrio de Cirión, La Roza, despoblado.

Acceso a Las Bárcenas.
Acceso a Las Bárcenas.

A lo largo del recorrido no hay más dificultad que sortear un par barreras. Dejando este último a la izquierda, el camino de menos de medio kilómetro desaparece antes de la subida a la iglesia y no vuelve a evidenciarse en el poco más de medio kilómetro que separa ésta de Cirión.

 

Mapa barrios de Cirión

 

Las Bárcenas de Cirión
Las Bárcenas

Este antiguo camino de algo más de 2 kilómetros que unía los municipios de Lorcio y Cirión, a través de los barrios de éste último, vertebraba una parte importante de la vida local. A lo largo de él encontramos una serie de construcciones – ermita, despoblado, molino, iglesia y humilladero – que evidencian hoy en desuso, y algunas en ruinas, tránsito y relevancia menor de la tradicional vía de comunicación.

Con todo, podremos comprender mejor la ubicación que suponen estos Las Bárcenaslugares y aprehender dicho espacio a una escala más acorde con la de aquellos tiempos. Aquellos caminos que no salen en los mapas son caminos al andar. En efecto, las relaciones vecinales, comunicaciones o distribución espacial de los pueblos del Valle de Mena vertebrados desde la visión actual que ofrece el asfalto no se comprenden del todo si no se hace senda donde antaño había camino. Gracias a ello, Las Bárcenas y Roza se entienden como barrios de Cirión, aun cuando entre ellos y éste aparezca Lorcio sobre el asfalto. Valluerca parece más próxima a La Roza, y por tanto vecina de Cirión – dos kilómetros frente a los 6 actuales -, Araduenga al lado… etc.

Los tiempos a pie se acortan por los antiguos caminos.

La ermita, situada en Bárcenas, probablemente aseguró su existencia al pasar a manos privadas. Es lo que suele ser mal menor, cuando ya no hay culto en ella, en cuanto se garantiza que no acabe derruida y sus piedras reutilizadas en otras construcciones. En Cirión hay otra ermita más, también sin culto y reutilizada como garaje. A diferencia de esta última, más pequeña y modesta en su fábrica, la de Las Bárcenas conserva elementos decorativos y estructurales muy interesantes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Como dijimos, viniendo desde Lorcio a 700 metros aparece un primer asentamiento, en el que destaca una vivienda, una ermita a su lado, un puente Ermita de Barcenas de Cirionque salva el arroyo de Agüera y unas naves, todo ello cerrado. El edificio usado como almacén recuerda a un templo romano – salvando las distancias como hay de Roma a Mena-, de forma rectangular, aproximadamente el doble de largo que ancho – Ibarrola da unas medidas de 15 x 8 metros[1] – con un pequeño pórtico elevado y sustentado a ambos lados por impresionantes pilares, uno de los cuales alberga una pila de agua bendita. Tanto la parte frontal de los pilares como la pila son de sillar, no así el resto. Encima de la puerta hay una oquedad en la que al parecer había una estatua de San Agustín. La persona que nos facilitó el acceso al lugar y que aparece como fuente en el libro de Ibarrola nos comentó una historia, que el anterior recoge en su libro según la cual hubo un “importante retablo con buena talla de madera que fue vendido[2]” desconociéndose su paradero. Este mismo autor sitúa cronológicamente el edificio a mediados del siglo XVIII.

En la siguiente entrada continuaremos por La Roza…

[1] José Ibarrola Ibarrola y Lourdes Colino Domínguez, Iglesias y ermitas del Valle de Mena, Burgos, 2012, pág. 190.

[2] Íbidem.