Historias de Mena

Fundación de Ribota de Mena: Exención de impuesto (1915)

Gazeta de Madrid, Nº 78, 19/03/1915, páginas 826 a 828.

 

Visto el expediente incoado por don Ricardo de Oteyza, que como apoderado de la fundación instituida en Ribota de Mena por D. Leandro Ortiz, solicita se la declare exenta del impuesto sobre los bienes de las personas jurídicas:

 

Resultando que a la instancia se hallan unidos los documentos siguientes:

1º.  Copia legalizada de la escritura de poder otorgada ante el Notario de Valmaseda D. Victoriano Sáez, a favor del solicitante y que acredita su personalidad.

 

2°. Una copia impresa, debidamente cotejada, del testamento otorgado por D. Lorenzo Ortiz de Taranco en 14 de Junio de 1867, ante el Notario de esta Corte D. Eulogio Marcilla, en el que dejó establecida una pensión anual de seis reales diarios al Párroco o Ecónomo de Ribota, con la obligación de decir dos misas cada mes; dispuso que a cada vecino de dicho pueblo se le agasaje con 10 reales por cada año que concurriese a la función del aniversario de San Leandro, y que las rentas o intereses que quedaren de los bienes que determinaba, se aplicare a los pobres que, siendo vecinos o individuos de su familia y moradores de Ribota, estuvieren enfermos o impedidos, y que si cubiertas esas obligaciones quedare alguna renta, se destinare el sobrante a otro objeto análogo y también a ornamentos, vasos sagrados y demás gastos de fábrica de la Iglesia parroquial del citado pueblo, y a la enseñanza primaria de niños y niñas en el mismo, estableciéndose también por el testador varias pensiones vitalicias.

 

3º. Una certificación en la que se transcribe el traslado de la Real orden dictada por el Ministerio de la Gobernación en 8 de Julio de 1913, por la que se clasificó como de beneficencia particular a la fundación de que se trata, y

 

4º. Una relación de los bienes que constituyen su capital y de la cuenta rendida por los Patronos en el año 1908, en la que, entre otras partidas, están las correspondientes a las pensiones vitalicias:

 

Considerando, con respecto a ellas, que es doctrina sustentada, entre otras, en las Reales órdenes de 1° de Junio de 1912 y 19 de Enero de 1914, dictadas de conformidad con el Consejo de Estado en pleno, que están sujetas al impuesto sobre los bienes de las personas jurídicas aunque formen parte de una fundación benéfica:

Ribota de Mena y pantano de Ordunte,
Ribota de Mena y Pantano de Ordunte. Foto: Milagros Díez Gil.

Considerando que también están sujetos a dicho impuesto los bienes cuyos productos se aplican, en cumplimiento de la voluntad del fundador, a pagar la pensión que estableció en favor del Párroco o Ecónomo de Ribota, en razón a su carácter piadoso; a pagar el agasajo que consignó se entregara a los que asistieren a la festividad religiosa mencionada, por no tener carácter benéfico estas cargas, ya que no exige condición de pobreza para obtenerlas y ser, por tanto, sólo una manifestación de liberalidad del fundador:

 

Considerando además que a esos bienes no le son aplicables ninguno de los casos de exención que las disposiciones legales dictadas en la materia han reconocido, al igual que sucede con aquellos que dispone el fundador se inviertan, si sobrasen rentas, en ornamentos, vasos sagrados y demás gastos de fábrica de la iglesia de Ribota, con respecto a los auxilios se ha declarado su sujeción al impuesto de que se trata al resolver un caso análogo por Real orden de 13 de Diciembre de 1911:

 

Considerando que los únicos bienes a los que procede conceder la exención solicitada son los que el fundador ordenó se destinaren a los pobres enfermos o impedidos y a la enseñanza primaria de niños y niñas, al tener la fundación en cuestión en cuanto a ellos el carácter de institución de beneficencia gratuita, como exigía al número 9º del artículo 193 del Reglamento de 20 de Abril de 1911 para otorgar dicho beneficio, y están unidos al expediente los documentos que en esa misma disposición se determinan:

 

Considerando que también tendrá derecho la fundación a la exención en cuanto a esos bienes, después de publicada la Ley de 24 de Diciembre de 1912, al reunir todos los requisitos que para ello precisa, y serle de aplicación la concedida en el apartado F de su artículo 1º a los que de una manera directa o inmediata, sin interposición de personas, están afectos o adscritos directamente a la realización de un fin benéfico de los enumerados en el artículo 2º del Real decreto de 14 de Marzo de 1899:

 

Considerando que, como expuesto queda, todas esas condiciones reúnen los expresados bienes al estar de un modo directo adscritos al cumplimiento de esos fines que están expresamente consignados en el citado artículo 2º del Real decreto de 14 de Marzo de 1899, al hacerse en él mención especial de las instituciones que tienden a la satisfacción gratuita de las necesidades físicas e intelectuales; y

 

Considerando que, por delegación del Ministerio, le está atribuida competencia a este Centro directivo para resolver en el expediente, conforme a la Real orden de 21 de Octubre de 1913,

 

La Dirección General de lo Contencioso ha acordado declarar que la fundación instituida por D. Leandro Ortiz de Taranco, en Ribota de Mena, provincia de Burgos, está exenta del impuesto sobre los bienes de las personas jurídicas, pero sólo en cuanto a los bienes cuyos productos, en cumplimiento de la voluntad del fundador, se aplican a limosnas a pobres y a la enseñanza primaria.

 

Dios guarde a V. S. muchos años.

Madrid, 26 de Enero de 1915.

El Director general, Antonio Fidalgo.

Señor Delegado de Hacienda en Burgos.

Deja un comentario