Historias de Mena

Inscripción en campanario de Siones.

Inscripción en el campanario de Siones.
Foto Blanca Soto.

Una pequeña inscripción incrustada en el muro del campanario de la iglesia de Santa María de Siones suele pasar desapercibida entre tanta decoración – y de calidad -, que presenta este templo románico del Valle de Mena. No es la única sorpresa. En la parte más alta de esta torre asoma un pequeño rostro del que aún no hemos encontrado explicación.

Foto: Cristina Monasterio.
Ampliación donde se observa un rostro.

Afortunadamente, podemos adivinar qué pone en esas letras a media altura, y que más o menos dicen así:

VERA LEX

RECTA RATIO

SE (RE)DIFICO ESTE CAMPº

A COSTA DE ABAD DE SIONES

Dn BERNAVE ANTONIO DE SALCEDO

ANO DE 1800

Verdadera ley. La recta razón1. Se (re)edificó este campanario a costa del Abad de Siones, Don Bernabé Antonio de Salcedo. Año de 1800.

De este Abad ya tuvimos noticias hace tiempo cuando se publicó «El abad de Siones captura famoso bandolero (1809)«…

Santa María de Siones.
Foto: Pep Pons M.
  1. Estas palabras parecen guardar relación con el Derecho Natural clásico: «Existe ciertamente una verdadera ley: la recta razón, conforme a la naturaleza, extendida a todos, inmutable, eterna, que llama a cumplir con la propia obligación y aparta del mal que prohíbe. […] Esta ley no puede ser contradicha, ni derogada en parte, ni del todo» (Marco Tulio Cicerón, De republica, 3, 22, 33). La ley natural es ley de la naturaleza y ley de la naturaleza humana, y esta ley es la razón. Esa razón ha sido implantada por la divinidad o los dioses y como puede pervertirse al servicio de intereses fuera de la propia razón, se dice que la ley natural es la ley «de la recta o sana razón». En la Edad Media, Tomás de Aquino partirá de la idea de Cicerón (cuya fuente intelectual es el estoicismo) reformulando la idea de ley divina: Dios ha establecido una legislación eterna para el mundo natural y el mundo humano, y eso es lo que conocemos como ley natural.

Deja un comentario.