Historias de Mena

Libro de capellanía de Nra. Sra. de Montserrat de El Berrón

Libro de la Capellanía nuevamente erigida y fundada en la Capilla de Nuestra Señora de Montserrat del lugar de El Berrón valle de Mena, por Don Domingo Ortiz de la Riba, y Doña María Manuela Martínez de Basterra, su mujer, vecinos del enunciado lugar, año de 1759.

Libro de la Capellanía
Libro de la Capellanía

Fundación en la villa de Valmaseda del M. N. y M. L. señorío de Vizcaya a veinte días del mes de Junio de mil setecientos y cincuenta y nueve años y en presencia de mí, el escribano de su majestad del Número de ella, y testigos infrascritos, los señores Don Domingo Ortiz de la Riba fiscal del tribunal de la Santa Cruzada del partido de Vitoria y ministro Consiliario de la Real Junta de Hospitales de Madrid, y Doña María Manuela Martínez de Basterra, su legítima mujer, vecinos de ella, y naturales, a saber dicho señor Don Domingo del lugar de El Berrón, concejo de Bortedo, en el valle de Mena y provincia de Cantabria del obispado de Santander, y dicha señora Doña María Manuela, de la villa de Madrid del Arzobispado de Toledo; dijeron que a sus expensas y por las cordial devoción que han tenido y tienen con nuestra señora de Monserrat, y en agradecido recuerdo de los especiales favores que por su poderosa intercesión han merecido de su Santísimo hijo nuestro señor Jesucristo han fabricado y construido nuevamente una Capilla en dicho lugar de El Berrón, inmediata a la casa principal y antiguo solar de dicho señor Don Domingo, para que en ella se tributen las más rendidas veneraciones a tan soberana protectora, en virtud de las licencias que para ello se concedieren por los señores provisores del Arzobispado de Burgos, siendo de esta Diócesis entonces dicho lugar de El Berrón, como se acredita de un despacho de dicho que a este fin me fue exhibido por dicho señor Don Domingo.

Capilla en El Berrón
Capilla en El Berrón.
Foto: Carlos Villanueva Braceras.

Se fecha en Burgos a siete de diciembre de mil setecientos cuarenta y cuatro firmado de el Don Don Joseph Francisco de Barcena provisor y vicario general que fue de dicho Arzobispado por el Ilustrísimo señor Don Pedro de la Quadra y Achega Arzobispo  que fue de él, refrendado de Juan Anejo notario mayor en dicho tribunal, en que se haya inserta la sentencia dada por dicho señor Provisor en siete de Noviembre del citado año, en el pleito que se litigó sobre la erección de dicha Capilla por dicho señor Don Domingo, con Don Joseph de la Puente cura beneficiado de la iglesia parroquial de San Pedro de dicho Concejo de Bortedo, y el señor Conde de Noblejas patrono de ella, por la que se concedió a dicho señor otorgante la expresada licencia de hacer dicha Capilla para el mayor culto divino, bien y utilidad del dicho lugar de El Berrón, y demás feligreses que no puedan concurrir a los divinos oficios a dicha parroquia, con calidad de dotarla y ornamentarla, y la de que la tendrá siempre bien reparada de todo lo necesario, y de fundar y dotar una capellanía colativa[1] para un capellán y en ella celebre el santo sacrificio de la misa todos los días de precepto y explique la doctrina cristiana, y posteriormente y por auto del señor provisor y vicario general que fue del mismo Arzobispado de Burgos Don Antonio de Piña Villazan, se fecha seis de febrero de mil setecientos cincuenta y dos refrendado de Don Felipe Anejo y habiendo precedido informe del señor Don Francisco Severino de San Pelayo vicario de dicho valle de Mena, se concedió licencia al señor otorgante a sus parientes y legítimos descendientes para que se puedan sepultar en dicha capilla; y en cumplimiento de lo prevenido en citada sentencia hace algunos años se fabricó y se dedicó a nuestra señora de Monserrat, y se halla perfectamente acabada, ornamentada y adornada de vasos sagrados todo género de ornamentos y demás necesario, y únicamente falta exigir y fundar dicha capellanía, y para que esto tenga su cumplido y deseado efecto, dichos señores otorgantes de un acuerdo y conformidad y habiendo precedido la licencia y expreso consentimiento que entre marido y mujer se requiere, para otorgar jurar y obligarse a esta escritura, que de haber sido pedida concedida y aceptada el presente escribano da fe, y de ella usando ambos de mancomún dijeron que en el día veintiséis de agosto de mil setecientos cincuenta y cinco por testimonio de Manuel Gómez Guerrero escribano del número de la villa de Madrid, otorgaron y se dieron recíproco poder el uno al otro para testar y hacer la fundación de dicha capellanía; y otras que de él resultan a que se refieren y sin embargo de que por una de sus cláusulas, se ordena esta fundación y se hacen llamamientos para capellanes de ella, ahora por la presente haciéndolo más por extenso, y para honra y gloria de Dios Nuestro Señor y de su Santísima Madre, otorgan que fundan, erigen y levantan una capellanía colativa que se suma perpetuamente en dicha capilla de nuestra señora de Monserrat que se halla inmediata a la casa principal y antiguo solar del señor otorgante en dicho lugar de El Berrón, con las cargas, condiciones, llamamientos, dotación, y obligaciones siguientes:

Siguiente >

[1] Capellanía que el ordinario erige en beneficio, reservando para sí la colación. En las capellanías colativas, los bienes pertenecen a la Iglesia, que se encarga de administrarlos como apoyo económico para el capellán. Las capellanías colativas requerían colación canónica (acto simbólico en el cual al capellán, puesto de rodillas, le era impuesto un bonete sobre su cabeza por el Provisor) al ser “instituidas con intervención del ordinario del lugar y erigidas por éste en beneficios eclesiásticos mediante la espiritualización de los bienes”. Léase más en «Las capellanías en los siglos XVII-XVIII a través del estudio de su escritura de fundación» de Candelaria Castro Pérez et alii.

 

 

Deja un comentario