Historias de Mena

Ruta de Baroja por el Valle de Mena

Siguiendo el trayecto que, según creía el escritor, hizo el general carlista Gómez Damas por Mena desde Amurrio a Reinosa, pasó en coche, acompañado del fotógrafo Marina, por las localidades de Villasana – donde se detuvo Pío a consultar el mapa – y Leciñana – donde conversó con un vecino, tal como recogimos en «Pío Baroja estuvo en Leciñana«.

Se sabe que, en 1836, el dicho general no fue por Villasana sino por Angulo hasta Bercedo y se duda que el escritor de la generación del 98 realmente pasase por donde dijo en el relato recogido en la revista «Estampa» de 1935.

Baroja se fotografió en algunos de los lugares por los que siguió la ruta de Gómez, como en Bercedo (Burgos) o Quejana (Álava). También acompañó el documento con fotos de otras poblaciones burgalesas (Argomedo) o alavesas (Amurrio). Sin embargo no se conoce ninguna instantánea del valle de Mena.

Iglesia románica de Santa María de SionesEn el hipotético trayecto que resulta de unir Amurrio y Arceniega con Villasana, Leciñana y el barrio de éste, Laya, con Bercedo nos encontramos algunos parajes interesantes para el ojo del viajero.

 

 

ArietaA pie del camino se sitúa el molino de Angostina (barrio de Artieta), el reciente embalse de Tudela (también conocido como de Angostina o de La Engaña), el recuperado pueblo de la desaparición, Montiano con la Casa Rural «El Ribero», el conjunto monumental de Medianas, el casco histórico de Villasana de Mena con su torre, el convento de Santa Ana y el frontal románico ubicado en la actual iglesia, el «alcázar de las libertades menesas» o torre de Villanueva de Mena – fortín asediado sin suerte durante las guerras carlistas -, las casas tradicionales de Barrasa de Mena, el palacio y capilla de Paradores, …

Torre de Lezana
Torre de Lezana.

En fin, ¿y qué decir del Santuario de Nuestra Señora de Cantonad en lo alto deVivanco de Mena, o el propio Vivanco en el que dejó su caprichosa impronta su abad laico? Sin olvidar Irús, donde las miradas se detienen en el gótico isabelino de su iglesia de San Millán, que  junto a la Capilla de Santa Ana de Villasana, es el gran referente de este estilo en Mena -.

 

 

Tímpano románico de El VigoResulta curioso que no dejase impronta en Pío esta ruta que en la actualidad es de fácil acceso por carretera, con La Peña vigilando desde las alturas. Un paseo que si ya tiene suficientes atractivos puede completarse con pequeños desvíos a la preciosa Artieta, a las joyas románicas de Siones (mención notable son las Escuelas Aguirre) y Vallejo de Mena, sin olvidar el tímpano de El Vigo, el pintoresco Villasuso inmortalizado en lienzos de Juan Martínez Abades, la torre de Lezana o el enclave histórico de Taranco.

Iglesia románica de San Lorenzo de Vallejo de MenaDado que el itinerario constituye un lugar de paso puede ser contemplado desde el confort del asiento de un coche, donde debiera entrar por el ojo sin necesidad de «venderse». Ahora bien, un tramo que ya cuenta con sus propios viajeros, asiduos en sus quehaceres cotidianos pero susceptibles a nuevos estímulos, sería una pena no aportarles algo de información para potenciar algún alto en el camino. Esto, unido a presentar este viaje englobado en una oferta conjunta con las vecinas localidades de Amurrio, Arceniega, Quejana o Espinosa de los Monteros, permite exportar un destino más interesante.

Deja un comentario