Historias de Mena

Venta de seis heredades en Opio (1810)

En el lugar del Berron a veinte y siete de enero de mil ochocientos y diez: ante mí el escribano y testigos infra escritos María Braulia Machón mujer legítima de Manuel de Angulo vecinos de el de Menamayor con licencia de este para formalizar este instrumento, que de haber sido, perdida, concedida, y aceptada respectivamente doy fe en uso de ella.

Dice que por herencia de sus padres le pertenecen en posesión y propiedad en término del lugar de Opio las seis heredades a saber = Una en el Pando de dos celemines y medio de sembradura confinante por cierzo a otra de herederos de Don Tomás Ortiz de la Riba, vecino que fue del concejo de Bortedo, solano a los de Felipe de Henales, regañón a los de Pascual de la Sota, y ábrego a linde = Otra en el Lindar de celemín y medio de sembradura limítrofe por cierzo a Pedro Cañibe, y por las demás partes a lindes = Otra en las Quebrantas de dos celemines de sembradura a surco por cierzo de herederos de Juan Francisco Martínez; solano a cárcava vieja, ábrego a Julián de la Sota y regañón a terrero = Otra en Balmiana de cinco cuartillos de sembradura que limita por cierzo a herederos de dicho Pascual, solano a su cerradura, ábrego a Don José Antonio de Angulo, y regañón a linde = Otra en el Mellar de sembradura un celemín que confronta por cierzo y ábrego a lindes, solano a dicho Pascual, y regañón a su caño = Y otra con su cerradura en Peña de la Bárcena; las mismas que tiene tratado a vender a Doña Teresa Ortiz de la Riba vecina de dicho concejo de Bortedo, y poniéndolo en ejecución, por el presente instrumento=

Otorga = que en efecto se las vende con todas sus entradas, salidas, usos, costumbres, regalías, servidumbres, y cosas anejas que han tenido y les pertenecen según derecho libres de todo gravamen temporal y perpetuo por precio de doscientos y cuarenta reales que en doce pesos fuertes de plata, moneda corriente en estos reinos ha recibido la vendedora de expresada Doña Teresa, en este acto a mi presencia y de los testigos que se nominaran de que doy fe.

Y como pagada y satisfecha de dicha cantidad a su voluntad, formaliza a favor de la misma Teresa la más eficaz carta de pago que a su seguridad conduzca. Declara que el justo precio y verdadero valor de referidas heredades es el de los doscientos y cuarenta reales que ha recibido, y que no valen más, ni ha hallado quien tanto le dé por ellas, y a mayor abundamiento renuncia la ley que trata de los contratos en que hay lesión en mas ó menos de la mitad del justo precio y termino que prefine para pedir la recisión o suplemento, a su justo valor, el que da por pasado como si efectivamente lo estaría y desde ahora para siempre se desapodera y aparta y a sus herederos y sucesores del dominio o propiedad, posesión, titulo, voz, recurso y otro cualquier derecho que la competa a prenotadas heredades y lo cede y traspasa con todas sus acciones en mencionada Doña Teresa y en quien la representa para que las posea, goce, cambien, enajene, use y disponga de ellas, como de cosa suya, y la confiere el poder irrevocable que se requiere para que de su autoridad o con la de justicia tome y aprenda la real y posesión, que por derecho le corresponde, de la que y de legítimo titulo de pertenencia quiere le sirva el tanto autentico de este instrumento que me pide le dé, en cuyo entre tanto se constituye su inquilina, y precaria poseedora en legal forma.

Y a su seguridad, evicción y saneamiento obliga todos sus bienes, muebles, raíces, derechos y acciones presentes y futuros y para que a ello se la compela da el poder que se requiere a las justicias competentes de quienes lo recibe como por sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada y consentida renuncia todas las leyes, fueros, derechos, y privilegios de su favor, y la que prohíbe su general renunciación.

Y declara la misma vendedora que para formalizar este instrumento no ha sido persuadida ni violentada por su marido ni otra persona en su nombre y que solo lo hace porque sus efectos se convierten en su utilidad y así lo jura en legal forma y que contra él no tiene hecha protesta ni pedirá relajación, ni aunque de propio motu se le concedan usará de ella pena de perjura = Así y por expreso otro cualesquiera legal requisito que le falte y con obligación de haber por firme dicha licencia y no revocarla lo otorgan siendo testigos Tomás Antonio Ortiz, Miguel Zorrilla Vivanco y Cosme de Santiago, vecinos con respecto de dicho Opio y Gijano, natural de este lugar que firman con uno de los otorgantes a ruego de la que manifiesta no saber y en fe y del conocimiento de ambos yo el Escribano = Manuel de Angulo = Tomás Antonio Ortiz = Miguel Zorrilla Vivanco = Cosme de Santiago = Ante mí: Don Antonio de la Tapia y Santiago = Entrepto. = cierzo = valga –

Yo el sobredicho Don Antonio de la Tapia y Santiago Escribano de Su Majestad y pco. del número de este Valle de Mena que presente fui al otorgamiento de su matriz que en igual papel que este queda en mi registro que doy fe y de no haber sellado en el Estanco, con la remisión necesaria signo y firmo en tres fojas rubricadas como acostumbro en el lugar día de su fecha(s)

Don Antonio de la Tapia y Santiago

Deja un comentario